BIZCOCHO.

Esta receta es un super clásico de la repostería. Un básico diría yo. Cualquiera que empieza en la aventura de la cocina, y de la repostería, sabe o ha oído hablar del mítico bizcocho de yogur. Es una receta genial para los que no dominan especialmente la balanza y las proporciones porque el recipiente del yogur nos dará las medidas del resto de ingredientes que vamos a necesitar. O simplemente para los que quieran tener un bizcocho listo en menos de una hora. En definitiva, que este bizcocho lo tiene todo. ¡Menos una cosa: excusas para no prepararlo! Y lo mejor de todo es el resultado. Un bizcocho esponjoso con un ligero aroma y sabor a limón.

He de decir que el limón que utilicé es de los de “verdad”. En casa de mis padres hay plantado un limonero que no para de crecer y eso que no está en un terreno que podríamos decir “cómodo”. Pero el limonero ha cogido allí su sitio y los limones que da son de diez. Así que si ya veis que soy suertuda en cuanto a limones se refiere ;).

No me enrollo más y vamos a por la receta.

Ingredientes:

  • 1 yogur natural desnatado
  • La ralladura de la piel de un limón (obviando la parte blanca)
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 3 huevos tamaño L
  • 2 medidas de yogur de azúcar blanco
  • 3 medidas de yogur de harina todo uso
  • 1 medida de yogur de aceite de oliva
  • Mantequilla

Lo primero que haremos será cascar los huevos en un bol grande y añadir el azúcar. Con ayuda de unas barillas eléctricas o manuales (si queréis hacer brazos) batimos bien durante 2 minutos a buena potencia.

A continuación añadimos el yogur, el aceite y la piel de limón rallada. Volvemos a batir hasta integrar todo 2 minutos más.

Seguimos con la harina y la levadura, tamizándolas encima de la mezcla para que la masa nos quede bien aireada, lo que dará esponjosidad a nuestro bizcocho. Volvemos a batir.

Untamos el molde que vamos a utilizar con mantequilla y vertemos la mezcla del bizcocho.

Horneamos a 180 grados con calor arriba y abajo y función ventilación durante 40 minutos. Pinchad con un palillo el bizcocho. Si sale limpio ya estará, si veis que sale con restos de masa lo dejáis 5 minutos más y volvéis a realizar la misma comprobación.

img_8718

Trucos: Lo único que tienes que hacer es respetar las medidas que hay puestas en la receta y ya está. Además, puedes cambiar el yogur, que hemos optado por desnatado, por un yogur natural normal o de sabor limón. Puedes probar con las tres versiones para ver cuál te gusta más.

Si al hornear veis que se empieza a tostar demasiado, cubrid la parte superior del bizcocho con un trozo de papel de aluminio.

Opciones de presentación: Este bizcocho va genial como base para una tarta. Nosotros este lo hicimos para tomarlo en el desayuno del día siguiente espolvoreado con un poquito de azúcar glass. Lo podéis tomar como queráis, os encantará de cualquier forma.

Besos a todos y hasta la próxima receta.

Alda.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “BIZCOCHO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s