COLIFLOR CON BECHAMEL GRATINADA.

Bueno, los que me conocen y conviven conmigo saben que mi plato favorito es ESTE. Desde que lo probé hace ya años, nunca más me he podido resistir a abandonarlo de mis habituales en cualquier época del año.

Aunque a muchos, el mero hecho de que sea un plato principalmente de coliflor os eche para atrás, os he de decir que se trata de una verdura que para nada tiene un sabor fuerte. Al contrario, más bien es dulzón. Y componiéndose principalmente de agua, el aporte calórico a nuestro organismo es muy bajo. Sin embargo, sí que nos aportará una buena dosis de fibra, vitaminas y minerales, siendo su consumo muy recomendado por sus propiedades diuréticas.

¡Ya veis que algo que aparentemente no sea nada atractivo, lo bueno que llega a ser en nuestra alimentación!

Yo he de deciros que la coliflor, simplemente hervida y con un chorrito de aceite de oliva virgen extra ya me parece un manjar. Peeeeeeero…con una buena bechamel y gratinada al horno ya sí que me parece irresistible. Nunca estaré suficientemente agradecida a mi iaia, que fue quién me cocinó tantas veces y tan bien esta receta. Y después, a mi madre y a mi tía Montse, que también me la han preparado con todo su amor.

Vamos allá con los ingredientes.

Ingredientes para 3 personas:

  • 1 coliflor
  • Sal
  • 25 gramos de mantequilla
  • 25 gramos de harina
  • 200 ml de leche
  • Queso para gratinar de la variedad que más os guste

Lo primero que haremos será cortar los ramilletes de coliflor para que nos queden de un tamaño pequeño-mediano para comerlos bien. Los lavamos con agua fría.

img_8669

Ponemos agua en una olla y llevamos a ebullición con un poco de sal.

Cuando empiece a hervir, añadimos la coliflor cortada y lavada y dejamos durante 12-15 minutos.

Pasado ese tiempo, comprobamos que realmente la coliflor esté ya hervida y tierna y colamos. Reservamos.

Vamos a preparar la salsa bechamel: deshacemos la mantequilla en un cazo y a continuación añadimos la harina. Con unas varillas, removeremos hasta que no veamos grumos de harina. Removemos un par de minutos para que se cocine la harina y iremos añadiendo la leche templada removiendo sin cesar con las varillas. Si veis que os queda muy espesa con las cantidades que os hemos puesto, añadid un poquito más de leche. Salpimentamos.

En una fuente apta para el horno ponemos la coliflor bien escurrida. Por encima, salseamos con la bechamel. Terminamos con el queso rallado y metemos la fuente en el horno para que se gratine durante 10 minutos a 180 grados.

Trucos: En mi opinión, esta receta no necesita de trucos. Simplemente el buen producto os hará que os salga una receta 10 con lo sencilla que es.

Opciones de presentación: Nosotros presentamos la fuente en la mesa y servimos a cada comensal. Es una buena opción tanto para acompañar a un filete, como de plato principal si hemos empezado con una ensalada.

Espero que disfrutéis tanto como yo de este platazo.

Besos a todos y hasta la próxima receta.

Alda.

Anuncios

3 comentarios sobre “COLIFLOR CON BECHAMEL GRATINADA.

  1. Efectivamente, es una receta que quizás no es habitual. No obstante, está muy bien. Pienso que hay que procurar introducir frutas, verduras y legumbres en la dieta. También es bonito que mantengas una tradición familiar.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s