MAKIS DE MANGO CON AGUACATE, MANZANA, LANGOSTINO Y GAMBA.

La receta de hoy es una buena opción tanto para ser un entrante como para formar parte de una cena de picoteo. Es un bocado fresco y muy sabroso que hará las delicias de los más exigentes comensales. Admito y aviso que es una receta que exige un poco de maña y habilidad pero una vez tengamos todo preparado veréis que no es tanto como parece.

En primer lugar vamos con los ingredientes para que nos salgan 2 rollitos.

  • 1 mango en su punto de madurez pero tirando a verde.
  • 1 aguacate al punto de madurez
  • 1 manzana
  • 6 langostinos cocidos
  • 6 gambas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Vinagre
  • Brotes
  • Huevas de trucha

En primer lugar pelamos los langostinos cocidos. Los picamos muy bien para que nos queden trocitos muy pequeños.

Pelamos la manzana y también la picamos muy muy picada, igual que el langostino.

Lo mismo haremos con el aguacate.

Integramos los langostinos, la manzana y el aguacate picados. La untuosidad del aguacate hará que nos quede una mezcla ideal para rellenar nuestros makis.

Prepararemos una vinagreta con 2 cucharadas soperas de aceite, una cucharada de vinagre y una pizca de sal. Removemos bien y mojamos la mezcla anterior con esta vinagreta. No tiene que estar aliñado en exceso así que si os sobra vinagreta no pasa nada.

A continuación vamos a pelar el mango. El punto de madurez tirando a verde os lo digo porque si no es así, en el momento en que lo queráis laminar con ayuda de una mandolina o de un pelador, se os va a deshacer y no lograreis tener las láminas para montar los makis.

Por último, pelamos las gambas y en una sartén con un chorrito de aceite, las salteamos vuelta y vuelta un minuto.

Vamos ya con el montaje, que es lo que más maña requiere.

Cortamos un trozo de papel film. Lo extendemos en nuestra encimera o mesa.

Encima del papel film vamos poniendo las láminas de mango superpuestas unas de otras para que no nos queden espacios vacios.

Encima pondremos el relleno que hemos preparado con aguacate, manzana y langostinos picados.

Ponemos 3 gambas una a continuación de la otra.

Por último, enrollamos hasta conseguir un rulo como el que véis en la foto, como si fuera un caramelo. Tiene que quedar bien compactado para que cuando lo cortemos no se nos desmorone todo.

Lo llevaremos al congelador durante unos 10-15 minutos, para que endurezca un poco y nos sea fácil cortar las porciones. Eso sí, tenéis que utilizar un cuchillo bien afilado para que os facilite el trabajo.

Para rematar, unos brotes y unas huevas de salmón o trucha.


Trucos: Los trucos de la receta os los he ido diciendo mientras os iba dando los pasos. Las claves son los puntos de madurez. Sobre todo del mango. Para que el rulo os quede bien compacto, ayudaros con el papel film para hacer el rollito y vais apretando poco a poco hasta que os quede cerrado. Enrolláis los extremos como un caramelo para llevarlo al congelador .

Opciones de presentación: Para que sea más cómodo comer los makis, nosotros optamos por ponerle una galletita salada debajo, fina. Nos ayudará a coger nuestro bocado y además le dará un toque crujiente.

¡Besos y hasta la próxima receta!

Alda.

 

Anuncios

3 comentarios sobre “MAKIS DE MANGO CON AGUACATE, MANZANA, LANGOSTINO Y GAMBA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s