KOKU KITCHEN BUNS.

Hace un tiempo, vi por redes sociales que habían abierto un nuevo restaurante en el Born, en Barcelona, de “buns”. Los buns son esos panecillos típicos orientales, hechos al vapor y rellenos que los tomas como si fuera un bocadillo a modo asian street food. El otro día por fin lo probé y aquí viene mi crónica.

El local está situado en la calle Comerç, número 29. Está muy cerca de la Estación de Francia. Los que conocéis la zona sabréis que el ambiente es muy cosmopolita, siempre lleno de gente en las terrazas incluso en invierno, y con una energía muy positiva.

Por fuera, identificáis el restaurante por sus carteles en luces de neón que indica buns y ramen. Parece que sea un local en pleno barrio de East Village de Nueva York.

Cuando entréis os preguntaran qué os apetece tomar. Tienen dos zonas diferenciadas, la planta baja para gyozas y ramen (ya sabéis lo que es porque hace un tiempo subimos una receta de ramen) y la planta que da a la calle en la que sirven los buns y dumplings.

Nosotros optamos por quedarnos a probar los buns.

El local es muy agradable, de una estética moderna y estilo industrial. Tienen una carta en la que encontraréis diferentes opciones de buns, pinchitos, dumplings, tempuras,… no es demasiado extensa, algo que me gusta porque quiere decir que lo que preparan lo hacen bien y sin pretensiones de querer abarcar tanto.

Nuestras opciones fueron unos buns de cerdo y otros de pollo. En cada ración vienen dos buns, así que al ser dos, compartimos nuestras elecciones para probar un bun de cada.

El bun de cerdo, llamado Rou Jia mo, se trata de panceta de cerdo cocinada a baja temperatura con salsa de ostras, soja, especias asiáticas, Pak Choy salteado con ajo y salsa hoisin y acompañado de una mayonesa picante. Esta versión de bun es nueva, y la diferencia con el resto de buns que ofrecen es que este es tostado. Sinceramente es una delicia y muy potente de sabor. Quizás los dos buns, para mi gusto, hubieran sido demasiado por la contundencia, pero al combinarlo con el de pollo, me encantó.

El bun de pollo era relleno de pollo a la plancha con salsa yakitori y coronado con unas escamas de atún deshidratado o para los entendidos “katsuobushi”. Sencillamente increíble.

Terminamos nuestra cena probando uno de sus postres, el mochi de té verde.

Para terminar, os destaco el trato tanto de la chica que atiende a los clientes nada más entrar en el local, como de los camareros. Fueron muy atentos con nosotros, explicándonos las diferentes opciones de la carta y interesándose por si habíamos cenado bien.

Seguro que volvemos porque nos quedaron muchas cosas de la carta por probar pero ya de entrada os lo recomiendo para los que os guste la comida oriental. Tenéis que probar los buns de Koku Kitchen.

¡Besos!

Alda.

Anuncios

2 comentarios sobre “KOKU KITCHEN BUNS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s