MOUSSAKA.

Me declaro totalmente fan de la Moussaka. Mi amiga Alexandra lo sabe bien. Descubrí este pastel griego durante un crucero que hicimos hace ya unos cuantos años por las islas griegas y desde entonces, siempre que he tenido oportunidad, lo he vuelto a comer. Ahora, teniendo en cuenta que tengo un blog de recetas, ya no tenía excusa para no probar de hacerla yo en casa y además compartirla con vosotros.

Así que a continuación, os dejo esta receta clásica griega, que aunque como toda receta tiene sus variantes, a mi ésta versión me gusta especialmente.

Ingredientes para 3 personas (como plato único):

  • 1 berenjena grande,
  • 1 cebolla,
  • 1 zanahoria,
  • 500 gr de carne de vacuno,
  • 2 cucharadas de pasta de tomate concentrado,
  • 1 chorrito de vino tinto,
  • 25 gr de harina,
  • 25 gr de mantequilla sin sal,
  • 250 ml de leche,
  • Hierbas provenzales,
  • Sal,
  • Pimienta, y
  • Nuez moscada.

Lavamos la berenjena y la laminamos, con un grosor de medio centímetro. Dejamos las láminas de berenjena encima de papel absorbente y espolvoreamos una pizca de sal.

Cortamos la zanahoria y la cebolla muy finamente, y luego las picamos, dejando los trozos lo más pequeños posible. En una sartén, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra a fuego medio, añadimos las verduras y dejamos cocinar hasta que ablanden. Añadimos el tomate y la carne. Removemos bien.

Añadimos sal, pimienta y las hierbas provenzales y por último el chorrito de vino tinto.

Dejamos cocinar hasta que el vino evapore y no tengamos nada de líquido en la sartén. Reservamos.

Vamos a freír ligeramente las láminas de la berenjena en una sartén, echando un chorrito de aceite de oliva virgen extra y dejando un minuto por cada lado las láminas de berenjena. Reservamos.

Por último haremos la bechamel. En un cazo ponemos la mantequilla y cuando se haya fundido, añadimos la harina. Con unas varillas de cocina mezclamos bien y dejamos un par de minutos para que se cocine bien la harina. A continuación, vamos añadiendo la leche, sin dejar de remover. Veréis cómo os queda una bechamel estupenda y sin grumos. Añadimos sal y nuez moscada al gusto.

Procedemos al montaje: se trata de poner una capa de berenjena y otra de carne, hasta cubrir con bechamel por encima y espolvorear queso rallado.

Nos llevamos la fuente al horno, a 160 grados durante 10 minutos. Ponemos la función gratinador y cuando tengamos el queso dorado ya podemos retirar la fuente del horno.

Os recomiendo dejar templar un poquito la moussaka para que así no se os desmonte al servirla.

img_8288

Trucos: Esta receta es una buena opción si un día tenéis invitados. Tened en cuenta que es laboriosa de hacer porque tiene sus pasos, pero podéis dejarla preparada y que en el momento solamente os quede gratinar. Así no hay estrés de ningún tipo y podéis estar pendientes de vuestros invitados como buen anfitrión/a.

Opciones de presentación: Nosotros tomamos este plato como plato único, pero también podéis acompañarlo con una ensalada o arroz blanco basmati.

¡Espero que os guste!

Un abrazo y hasta la próxima.

Alda.

Anuncios

3 comentarios sobre “MOUSSAKA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s