SUSPIROS DE MERENGUE.

El merengue es algo que siempre me había llamado la atención pero nunca había probado. Lo había visto en las pastelerías en forma de bola blanca con picos oscurecidos por el efecto del calor del horno y con una textura que no sabía muy bien cómo sería en la boca. Después de años con la duda me atreví a hacerlo en casa y sinceramente, más fácil no puede ser y tienes una opción genial para decorar pasteles, para servir en la mesa junto con los postres o con el café, o simplemente para tenerlo en un pote e ir pecando de vez en cuando.

Ingredientes para una bandeja de horno.

  • 200 gr de azúcar
  • 100 gr de claras de huevo
  • 1 cucharada y media de jugo de limón

El proceso es bien sencillo. Ponemos al fuego un cazo con agua. Encima pondremos un cuenco que aguante bien el calor para, al baño maria, disolver el azúcar en las claras de huevo. Nos ayudaremos de unas varillas para ir removiendo hasta que el azúcar esté disuelto del todo.

Añadimos el jugo de limón.

Con unas varillas eléctricas empezamos a batir la mezcla.

Cuando el merengue empiece a estar algo consistente, retiramos el cuenco del fuego y seguimos batiendo hasta que el cuenco esté frío.

Y ya tenemos listo el merengue para darle la forma que queramos antes de hornearlo. Yo opté por separar el merengue en tres cuencos y teñir uno con colorante en pasta de color rosa y otro en color verde. El tercero lo dejé sin teñir, blanco.

Las tres mezclas las puse por separado en tres mangas pasteleras y, en una bandeja de horno cubierta con papel de horno, empecé a hacer las formitas que veis en la foto de portada.

Y al horno precalentado a 100 grados durante una hora. Pasado ese tiempo dejamos enfriar y ya tenemos nuestros suspiros de merengue.

Trucos: el truco de esta receta es que la consistencia del merengue sea la correcta. Eso lo sabremos cuando dejemos de batir y se quede un pico consistente en la varilla. Entonces el merengue estará listo. De hecho, si le dais la vuelta al cuenco, el merengue no se moverá ni se caerá.

Opciones de presentación: Los colorantes que utilicé son el colorante rosa intenso en pasta de Wilton y el colorante verde hoja en pasta, también de Wilton. Las boquillas que utilicé fueron la M1 de Wilton para el merengue rosa y blanco, y la 12 para el merengue verde. Para los merenguitos que son en forma de rosa, yo los hice de dentro hacia fuera, en forma de espiral.

¡Besos y hasta la próxima receta!

Alda.

Anuncios

2 comentarios sobre “SUSPIROS DE MERENGUE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s