PETIT CHOUX O PROFITEROLES, CON CREMA DE CAFÉ Y CRAQUELIN.

La receta que os traigo hoy es de postre con nota. En total vamos a realizar tres elaboraciones distintas pero aunque sean muchos pasos los que iremos siguiendo no os desaniméis porque el resultado os va a encantar. Y a vuestros comensales todavía más, que sólo tendrán el trabajo de resistirse a tomarse todos los profiteroles que puedan.

Esta receta tiene como base la conocida como pasta choux. Esta masa es una masa típica de la repostería francesa y que realmente es bastante ligera porque queda hueca por dentro una vez la horneamos. Nos permite realizar tanto elaboraciones dulces como saladas, aunque en nuestro caso hemos optado por una dulce.

El hueco que nos quedará dentro del pastelito lo vamos a rellenar con una crema de café y encima tendremos un crujiente irresistible, el craquelin.

Muchos os preguntaréis, ¿qué es el craquelin? Pues veréis que es una pasta que elaboraremos a base de harina, azúcar moreno y mantequilla que además de darnos un resultado muy vistoso, queda crujiente y su sabor es delicioso.

El resultado final que obtendremos serán unos pequeños profiteroles o lionesas que nos servirán tanto para postre como para merienda, tentempié…os dará igual la hora del día que sea para tener el antojo de tomaros uno de estos pastelitos.

Vamos a empezar con los ingredientes que necesitaremos para cada una de las elaboraciones.

Para el craquelin:

  • 95 gr de azúcar moreno
  • 75 gr de mantequilla
  • 95 gr de harina

Pasta choux o profiteroles:

  • 100 gr de harina
  • 80 ml de leche
  • 80 ml de agua
  • 70 gr de mantequilla
  • 5 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 5 gr de sal

Para la crema pastelera de café:

  • 125 ml de leche
  • 25 gr de azúcar
  • 5 gr de harina
  • 5 gr de fécula de maíz
  • 2 yemas de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 4 cucharaditas de café líquido

 

Lo primero que vamos a preparar es el craquelin:

Vamos a mezclar bien los tres ingredientes hasta tener una masa uniforme y le daremos forma de bola. Pondremos sobre papel de horno la bola de masa que nos ha quedado y cubriremos con otro papel de horno. Con un rodillo iremos extendiendo bien la masa para que nos quede de unos 5 mm de grosor. Lo meteremos en el congelador durante 30 minutos para que la masa quede bien dura.

Mientras, vamos a preparar la pasta choux:

Encenderemos el horno a 220 grados. En un cazo vamos a verter el agua, la leche, el azúcar, la sal y la mantequilla. Mezclaremos hasta que la mantequilla se haya disuelto y todos los ingredientes estén bien integrados. En el momento en que la mezcla empiece a hervir, vamos a retirar del fuego y añadiremos de golpe la harina. Iremos removiendo con fuerza hasta que la harina se haya integrado y tengamos una masa. Veréis que este paso son segundos porque al verter la harina de golpe, absorberá todo el líquido y se convertirá en una pasta. Yo remuevo todo con una espátula de silicona, para poder aplastar si queda algún grumo de harina.

Llevaremos el cazo otra vez al fuego para cocer un poco la masa que nos ha quedado. Más o menos serán unos 3-4 minutos, con cuidado de que no se os pegue la masa al cazo. Id removiendo la masa para que coja calor por todo.

Retiramos del fuego y ponemos la masa en un bol. En este bol iremos añadiendo los huevos de uno en uno y batiendo. Hasta que no tengamos un huevo integrado en la masa no añadiremos el otro porque de lo que se trata es de obtener la textura perfecta. Veréis que al final, nos quedará una masa pegajosa que al tirar la cuchara hacia arriba, la masa quedará un poco colgando. Os dejo foto.

Metemos nuestra masa en una manga pastelera con una boquilla pequeña redonda.

Cubriremos la bandeja del horno con papel de horno e iremos haciendo pequeñas bolitas de unos 3 centímetros cada una.

Sacaremos el craquelin del congelador y con otra boquilla que tengamos o cortador, de unos 3 o 4 centímetros, iremos cortando circulitos.

Pondremos los circulitos encima de las bolitas que hemos hecho. ¡Y al horno! El tiempo de horneado serán 5 minutos a 220 grados y luego bajaremos a 180 grados y esperaremos 10 minutos más.

IMG_6180

Sacaremos del horno y dejaremos enfriar.

Para la crema pastelera de café:

Mezclamos el azúcar, con las yemas de huevo y la pizca de sal. Cuando veamos que la mezcla empieza a blanquear un poco, añadimos la harina y la fécula de maíz, removiendo bien para que no nos queden grumos y todos los ingredientes estén bien integrados. En un cazo verteremos la leche y el café y lo llevaremos al fuego. Cuando veamos que está a punto de hervir, añadiremos un poco de la leche con el café a la mezcla anterior y removeremos. Añadiremos otro poco más de leche con el café a la mezcla, y seguimos removiendo. Verteremos todo al cazo e iremos removiendo hasta que la mezcla espese y ya tendremos nuestra crema de café.

IMG_6181

Por último sólo nos queda rellenar nuestros profiteroles con la crema de café. Para ello les haremos un pequeño agujero debajo, que lo podéis hacer con la punta de un cuquillo, con una boquilla pequeña o con una pajita. Pondremos la crema de café en una manga pastelera con una boquilla redonda e iremos rellenando uno por uno nuestros pastelitos.

Y ya tenemos nuestros fantásticos profiteroles rellenos de crema de café con craquelin.

 

Trucos: El relleno de los profiteroles es opcional y en nuestro caso hemos hecho esta crema pastelera de café. Pero también los podéis rellenar de nata, trufa,…lo que más os guste!

Para guardar los profiteroles, sin relleno, os recomiendo que uséis un recipiente de cierre hermético, para evitar que se pongan duros. Si llevan crema pastelera es mejor guardar en nevera.

Opciones de presentación: Veréis que el craquelin que hemos hecho tiene un color rosado. Eso es porque le añadimos un poco de colorante en pasta de color rosa. Podéis teñirlo del color que más os guste o dejarlo sin teñir.

Estas pastitas son ideales para tomar con el café, aunque como os decía,…¡están tan buenas que os dará igual la hora que sea!

Sé que esta receta es un poco más elaborada que las demás pero os animo a que la probéis.

Un abrazo y hasta la próxima receta.

Alda.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “PETIT CHOUX O PROFITEROLES, CON CREMA DE CAFÉ Y CRAQUELIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s