QUICHE LORRAINE.

Una Quiche Lorraine es una tarta salada que se compone básicamente de huevos, nata para cocinar, tiras de panceta o beicon y queso. Sin embargo, una quiche admite muchísimas variantes si en vez de queso y beicon la hacemos con espinacas, puerros, champiñones, calabacín, salmón, atún… ¡imaginación al poder! Los ingredientes que siempre se repetirán serán los huevos y la nata para cocinar, que son los que hacen que la tarta se cuaje.

El origen de esta tarta salada es francés, de la región de Lorena, y su denominación deriva del alemán Kuchen, que significa pastel.

El nivel de dificultad de esta receta es bajo y ya veréis que el resultado es buenísimo.

¡Veamos cómo se realiza la receta!

Ingredientes:

  • 1 lámina de pasta brisa
  • 250 gramos de beicon cortado a tiras
  • 200 gramos de queso gruyere
  • 4 huevos
  • 100 ml de leche
  • 200 ml de nata para cocinar
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

2

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es encender el horno a 170 grados.

Untaremos el molde (fondo y paredes) con un trozo de mantequilla para después poder desmoldar la tarta sin que se nos rompa. Extendemos la masa brisa hasta que cubramos las paredes. Vigilaremos que no se nos rompa la masa pero si se os rompe un poco podéis tapar los desperfectos con la masa que os sobre de los bordes. Una vez extendida la masa sobre el molde la pincharemos con un tenedor. De esta manera evitaremos que al hornear, la masa suba.

3

Pondremos la masa en el horno durante 15 minutos. Con ello conseguimos que la masa quede cocinada y no se quede blanda cuando pongamos el relleno.

Mientras prepararemos el relleno. Cogemos una sartén y ponemos un chorrito de AOVE, no mucho porque en él freiremos el beicon y ya de por sí soltará grasa. Freímos hasta que se dore y lo retiramos en un plato con papel absorbente.

En un recipiente ponemos los 4 huevos, la nata, la leche, una pizca de sal y de pimienta negra y mezclamos todo bien.

Una vez tengamos nuestra masa ya horneada, pondremos el beicon y el queso, distribuyéndolo todo bien en el fondo de la masa. Posteriormente, añadiremos la mezcla de huevos, leche y nata.

¡Y al horno! Lo tendremos durante 30 minutos a 170 grados y ya tendremos lista nuestra Quiche Lorraine.

No me digáis que no es fácil y lo más importante…¡está buenísima!

Trucos: podéis hacer la receta con el queso rallado. Yo la he probado de las dos formas y me gusta mucho más con el queso cortado a daditos.

Si queréis aseguraros de que la masa no os suba en el horno cuando la horneéis antes de ponerle el relleno, una vez la hayáis pinchado con el tenedor la podéis cubrir con un poco de papel de horno y poner encima unos garbanzos secos. Con el peso seguro que os queda perfecta. Para el papel de horno podéis utilizar el mismo que os viene en el paquete dónde venden la masa brisa.

La masa brisa se puede congelar.

Opciones de presentación: para que la quiche os quede bien dorada podéis añadir un poco de queso rallado encima del relleno.

Yo la suelo acompañar con un poco de ensalada. La receta ya de por sí es contundente así que no le va nada mal un poco de verde. Es una solución perfecta para una comida o cena informal y la podéis tener hecha de un día para otro.

¡Nos vemos en la próxima receta, que ya os avanzo que también tiene nombre francés!

Alda.

Anuncios

4 comentarios sobre “QUICHE LORRAINE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s